Opinión

 

Veterinary support

MVZ. Tonatiuh Gutiérrez Trujillo

Higiene básica en nuestras mascotas

La higiene es un punto de vital importancia (que debemos de procurar todos los días), influyendo directamente en muchos aspectos como el desarrollo físico, mental, emocional de nuestras mascotas.  Por otra parte, el mantener ciertas medidas de higiene, ayudan a mantener una mejor salud y calidad de vida, no solo para las mascotas, sino también para las personas con las que convive directa o indirectamente. Dicho de otra manera, el cuidar de nuestra mascota es cuidar de nosotros mismos “Una sola salud (OIE0)”.

Por lo que se refiere a medidas básicas de higiene tocaremos los temas de limpieza y aseo de la zona donde vive nuestra mascota y por otra parte lo que se refiere a los cuidados que debemos de tener con ellos.

Para empezar, debemos tomar en cuenta que todo ser vivo requiere espacio para poder desarrollar o cumplir con al menos tres necesidades básicas: uno para comer, uno para dormir y otro para cumplir con sus necesidades.     

El lugar donde los alimentemos debe ser ajeno a la cocina de nosotros, para evitar contaminación de alimentos por el pelo, secreciones o fluidos de nuestra mascota y evitar contraer enfermedades. 

Por otra parte, el lugar de descanso para la mascota debe ser un lugar fresco, de fácil limpieza, libre de humedad y las inclemencias de los cambios climáticos (excesos de calor, frio o lluvia); para la cama es recomendable utilizar materiales de fácil limpieza y que no acumulen ácaros o polvo, como las alfombras o cierta clase de telas, en su lugar puedes adquirir una cama de acuerdo a su espacio y tamaño en cualquier veterinaria o tienda de mascotas.

Es muy importante que nuestra mascota no esté en contacto con sus heces o la de otros perros, estas son fuetes de bacterias y representan un riesgo biológico para él y para nosotros. Lo adecuado es disciplinar a nuestras mascotas a realizar sus necesidades fuera de casa (en el patio o en los paseos), y después limpiar tan pronto sea posible para evitar contaminación, los malos olores y la propagación de enfermedades. 

Por otra parte, los cuidados higiénicos básicos que debemos tener con ellos son el cepillado, los baños, el corte de uñas, limpieza de oídos y salud oral.

El cepillado es un hábito muy importante al que debemos acostumbrar a nuestra mascota (en especial si es de pelo largo), y debe realizarse varias veces a la semana, debido a que la muda retenida o un exceso de pelo pueden causar problemas en la piel, que de no atenderse bien pueden ser graves.

Durante el baño se debe utilizar un shampoo especial a las necesidades de la mascota (baños dermatológicos, insecticidas o hipoalergénicos), como el pelo corto, largo, rizado, oscuro o claro. Un Médico Veterinario puede aconsejarle en este sentido.

Se recomienda que tanto la limpieza de oídos, como el corte y limado de uñas sean realizado por un Médico Veterinario, debido a que requiere un poco de mayor conocimiento de la técnica. De realizarlo nosotros mismos, debemos utilizar algodón  y limpiadores óticos para las orejas, y tener mucho cuidado al cortar las uñas, para evitar sangrados.

Y al final pero no menos importante la salud oral, que con la edad y una alimentación basa en grandes cantidades de golosinas o comida casera, provocan la aparición de sarro, que a su vez promueve la halitosis (mal aliento), la gingivitis (inflamación de encías), periodontitis (infección grave en la cavidad oral) y la perdida de piezas dentarias. Lo adecuado es tener revisiones con un Médico Veterinario y agendar las profilaxis. 

Recuerda …. Cuida su salud, que el cuidara de ti