Opinión

El arte de administrar

La semana pasada platicamos sobre estadísticas y la realidad del estrés laboral en México en comparación a los países desarrollados económicamente, hoy abordaremos como atender y dar seguimiento a quienes ya se encuentran en esta etapa laboral, para ello es importante estar alerta, contando con los síntomas corporales que podrán darnos las señales para atender a tiempo y evitar alguna complicación mayor, algunas de ellas son:

  • Mal humor e Irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Tensión muscular y contracturas
  • Ritmo cardíaco acelerado y taquicardias
  • Ansiedad y depresión
  • Aumento del consumo de tabaco, alcohol, etc..
  • Insomnio
  • Mareos, náuseas y vómitos
  • Problemas de concentración y dificultad a la hora de tomar decisiones

Si logras detectar alguno de los anteriores, te presentamos recomendaciones que podrán ayudarte en tu día a día, cuando sientas la presencia del estrés laboral.

5 RECOMENDACIONES  

Adicto al trabajo:

Llevar trabajo a casa después de la jornada laboral, o ser un adicto al móvil durante todo el día estés donde estés y con quien estés, debes tomar en cuenta que es necesario olvidarte de todo por unas horas y disfrutar de tu familia, amigos, diversiones o realizar actividades artísticas para mejorar tu estado personal.

Disfruta tu Trabajo:

Puede ocurrir que las habilidades personales no encajen correctamente en el cargo o puesto que tienes actualmente, para ello es necesario que tú mismo te des cuenta de la importancia de realizar lo que te gusta, es decir, existen personas que tienen la habilidad para interactuar constantemente con personas y para ellos sería frustrante el permaneces en una oficina sin comunicación o aislados del exterior, o viceversa.    Existen herramientas o especialistas que podrán ayudarte, como lo es Life Coaching, del cual hablaremos en otra ocasión.

Activa tu cuerpo:

No olvides que el cuerpo es un conjunto de músculos y extensiones, lo que te lleve a realizar por salud física la oportunidad de ejercitarlo, realizarlo incluso después del trabajo, ayuda a mejorar la salud corporal, disminuye el estrés y despeja tu mente, dándole oxigenación al cerebro para tener un mejor racionamiento al día siguiente.

Administra tu día:

La mayoría de las personas que suelen distraerse desde el inicio de su jornada laboral, se presionan al ver que terminan la misma y no han podido avanzar o concluir con sus tareas, para eso se debe organizar dentro de lo posible, las actividades del día.   Distribuir y administrar sus tiempos tanto dentro como fuera del trabajo, ayudaran a tener una mejor calidad de vida, sin olvidar que solo se tienen 24 horas.

Asístete por un experto:

Cada individuo tiene habilidades, actitudes y aptitudes diferentes, en un mismo trabajo con las mismas condiciones normalmente no podrán reaccionar de la misma manera, aun cuando todos tenemos la misma capacidad de adaptación.   Es por ello que acudir de vez en cuando a sesiones con algún especialista de la salud mental como lo son los psicólogos, fortalecerá tus habilidades y estado de ánimo, para afrontar de mejor manera tus tareas.

REGLA DE ORO

Come sanamente y duerme bien:

Todos los días debemos preocuparnos por comer sanamente, lo más balanceado posible, si realizas alguna actividad física o deportiva deberías tomar en cuenta el acude con un nutriólogo para fortalecer tu cuerpo, recuerda que se requiere consumir bastante agua durante el día, sobretodo en esta época del año que hace más calor.

Así como te esfuerzas a cada momento con tus actividades laborales y personales, debes esforzarte también por dormir lo suficiente por la noche, cuanto más descansado estés, mas habilidades y capacidad tendrás para hacer frente a tus responsabilidades laborales.