Las palomas de Nicobar son habitantes de las islas de Nicobar,  unos diminutos pedazos de tierra que forman un archipiélago en el océano Índico, la paloma de Nicobar es la única especie viva del género Caloenas.

Aunque más pequeña que su famoso y ya extinto pariente, el dodo, esta paloma es un ave de gran tamaño, con unos 40 cm de longitud y 600 g de peso. Revestida de plumas iridiscentes con tonos verdosos y cobrizos, la cabeza gris metalizada y la cola blanca, esta especie tiene un atuendo de lo más llamativo.

Su vida transcurre agrupada en bandadas que se mueven entre los pequeños islotes de Nicobar en búsqueda de alimento: semillas, frutas y pequeños invertebrados. Último superviviente de una familia de palomas gigantes otrora abundante, esta especie se encuentra en la actualidad en peligro de extinción.

Resultado de imagen para gif dodoRepresentación animada de un dodo.

REPRODUCCIÓN

La puesta consta de un único huevo que incuban ambos progenitores durante 24 días y alimentan hasta que es totalmente independiente. Anidan a pocos metros de altura, en un árbol.  Y su nido tiene forma de copa y lo construyen con ramitas y arbustos.

Los padres alimentan al pequeño con leche de buche durante los tres primeros meses de vida.

Esta paloma está en peligro de extinción y está incluida en la lista CITES por lo que es imprescindible disponer del documento cites para su tenencia y cría en cautividad.

Foto: Tomfriedel / WikiCommons

PALOMAS DE NICOBAR: MACHOS Y HEMBRAS

La hembra es más pequeña que el macho, y se le puede distinguir por tener el iris blanco, mientras que los machos y los jóvenes lo tienen de color marrón. Los ejemplares jóvenes son fácilmente reconocibles por su cola de color negro, y porque carecen del reflejo tornasolado en las plumas.

VÍA MUY INTERESANTE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here