El proceso penal dentro del cual se investiga a dos hombres y una mujer por el asesinato de tío y sobrino, linchados el 29 de agosto de 2018 en el municipio de Acatlán de Osorio, tardará en resolverse, ya que este aún se encuentra en la etapa de investigación complementaria, es decir, en un periodo de integración de pruebas tanto a favor como en contra de los detenidos.

Se trata de la causa 14/2018/Acatlán de Osorio, mediante la cual fueron vinculados a proceso Petronilo N. de entre 50 y 55 años de edad, Pedro N. de 25 y Silvia N. de 44 años. Todos, acusados del delito de homicidio calificado, cometido en agravio de Alberto N. y Ricardo N.

Fuentes cercanas al Tribunal Superior de Justicia, dieron a conocer que, aunque el plazo de investigación complementaria ya venció, la defensa de los detenidos solicitó una prórroga a fin de continuar con diversas investigaciones que lleven a la aportación de mayores pruebas en el caso.

Una vez que dicho periodo concluya se procederá a la siguiente etapa procesal que corresponde a la audiencia intermedia, misma en la que un juez determinará qué pruebas se obtuvieron de forma legal y cuáles de manera ilegal, para así establecer qué pruebas aceptar y cuáles desechar.

Entre las pruebas a integrar se encontrarían entrevistas a posibles testigos, búsqueda de cámaras de vigilancia y estudios sicológicos a los imputados. En tanto, el proceso penal se encuentra detenido y hasta que concluyan las investigaciones complementarias, el caso podría mostrar algún avance.

LOS ACUSARON DE ROBACHICOS

Ricardo y Alberto, acudieron a la comunidad de San Vicente Boquerón, donde fueron acusados de ser robachicos, porque presuntamente estaban cerca de una escuela, e incluso en ese momento difundieron varios mensajes en las redes sociales indicando que se habían querido llevar a dos niños.

Ante las denuncias de parte de los ciudadanos, la policía municipal los detuvo, llevándolos a la presidencia auxiliar del lugar, sin embargo, al ver a la gente enardecida, las autoridades tomaron la decisión de trasladarlos a la presidencia de la cabecera municipal.

Después de las 14:00 horas, un grupo de pobladores de Boquerón llegaron a Acatlán y específicamente al Cereso del lugar, para exigir que les entregaran a los detenidos ya que iban a tomar la justicia por su cuenta.

Se unieron los pobladores de Acatlán de Osorio, quienes algunos convocaron a través de las redes sociales a todos para que se unieran a la protesta y porque no iban a dejar libres a las dos personas.

Las personas pagaron un perifoneo para que recorriera la localidad y avisara a la población de lo que estaba ocurriendo afuera del Cereso de Acatlán, además de que tocaron la campana que se encuentra en la presidencia municipal –con la que se hace la ceremonia del Grito de Independencia- para convocar al pueblo.

Ya enardecida la gente y todos pensando que se trataba de delincuentes, superaron a los pocos elementos policíacos que se encontraban en el Cereso. En cuestión de minutos, con una pala abrieron la puerta del lugar, para sacar a empujones a Ricardo y Alberto, mientras que otros transmitían el momento a través de redes sociales.

Una vez que salieron de la comandancia, una persona que se encontraba en el lugar les aventó fuego a las personas que se encontraban aún esposadas.

El fuego inmediatamente invadió los cuerpos de Alberto y Ricardo, mientras que algunos se quedaron como espectadores y otros aplaudían por lo estaba ocurriendo.

En ese momento la mayor parte de la población se quitó del lugar al pensar que el vehículo que era una camioneta negra podría estallar, sin embargo, esto nunca sucedió, pero la mayor parte de las personas ya se encontraban dispersos.

Poco a poco las personas se fueron incorporando al lugar donde se encontraban los cuerpos, entre ellos aparecieron los familiares de ambas personas.

El hermano de Ricardo y su abuelita informaron que sus familiares solo habían ido a realizar un mandado a la comunidad de San Vicente Boquerón y que eran campesinos. Uno de ellos dejó tres niños en la orfandad, incluida una recién nacida.

Mientras los familiares exigían justicia, los presentes solo se quedaron callados, aunque hubo un ciudadano que expresó que todos exigían justicia y que los padres solo buscaban proteger a sus hijos.

Poco a poco las personas se fueron dispersando, quedando solos los familiares de Ricardo y Alberto, en espera de la llegada de alguna autoridad.

LOS DETENIDOS

Tan solo dos días después de los hechos, es decir el 31 de agosto del mismo año, la Fiscalía General del Estado ubicó y detuvo a Petronilo N. y Manuel N., como presuntos implicados en el linchamiento. El primero, inmediatamente fue puesto a disposición de un juez de control, mientras que el segundo, al presentar un estado de grave derivado de una cirrosis hepática, fue llevado a un hospital, donde murió unas horas después.

El 6 de septiembre de 2018, Petronilo N. fue trasladado al Centro de Justicia Penal de Puebla, donde se llevó a cabo la audiencia inicial en su contra, mediante la que el juez de la causa resolvió vincularlo a proceso por los delitos de homicidio calificado y lesiones calificadas, ordenando que el detenido fuera llevado al penal de San Miguel bajo la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. De igual manera, el togado concedió plazo de tres meses de investigación complementaria, la cual caducó en diciembre de 2018, sin embargo, su defensa solicitó una prórroga.

Fue así como, a finales de abril de 2019, la Fiscalía de Puebla dio a conocer la detención de dos personas más por este caso. De acuerdo con la información oficial emitida en su momento por la citada dependencia, los asegurados fueron Pedro N. de 25 años de edad, quien fue localizado en su domicilio del barrio Tres Cruces y Silvia N. de 44 años, quien fue capturada en el mercado de Acatlán de Osorio.

Estos dos últimos aprehendidos, fueron juzgados dentro de la misma carpeta de investigación que Petronilo N. ya que se trataron de los mismos hechos. Al momento, los tres continúan en prisión y esperan que se resuelva su situación jurídica.

Ninguna autoridad nos ha informado sobre los avances de las investigaciones, ni hemos recibido apoyo

  • 4 Pobladores fueron detenidos en el municipio, sin embargo, uno de ellos falleció en el hospital

  • 3 Personas se encuentran presas como presuntos responsables; se trata de dos hombres y una mujer

  • 12 Meses han transcurrido sin que la familia de las víctimas reciba indemnización o apoyo

VÍA: EL SOL DE PUEBLA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here