La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) planea obligar a que los asesores fiscales, como abogados y contadores, informen sobre planeaciones fiscales que estén elaborando sus clientes, como se propone en el Paquete Económico para el 2020.

Los expertos califican la medida como “inquisitiva” porque generaría incertidumbre entre contribuyentes y asesores, y violatoria del derecho de secreto profesional.

” alt=”” aria-hidden=”true” />

Imagen: Especial

Hacienda propuso adicionar en el Código Fiscal de la Federación (CCF) el Título Sexto sobre la Revelación de Esquemas Reportables, el cual consiste en un nuevo régimen que proporcionará información sobre temas que las autoridades fiscales han identificado como áreas de riesgo.

Hacienda y el SAT integrarían un Comité

Hacienda y el SAT integrarían un Comité que tendrá un plazo máximo de 8 meses para validar o invalidar las planeaciones fiscales. Se tendrá una nueva atribución relacionada con la creación de un registro de asesores fiscales con el fin de mantener un control y verificar el cumplimiento de sus obligaciones.

Expertos consideraron que tanto Hacienda como el SAT se están yendo en contra de los asesores fiscales pidiéndoles que cualquier consejo o planeación que les ofrezcan a sus clientes primero se los digan a las autoridades fiscales”, asegura El Financiero en su página web.

¿Inquisición fiscal del SAT?

¿El SAT está incurriendo en una inquisición fiscal? Para Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), si los diputados aprueban la propuesta, el SAT sería una especie de juzgado que declarará como legales o no las prácticas que recomienden los asesores fiscales a sus clientes.

” alt=”” aria-hidden=”true” />

Imagen: Especial

El nuevo esquema viola el principio del secreto profesional y del derecho a la intimidad, que protege civil y penalmente a médicos, abogados y asesores, en este caso asesores fiscales, quienes acceden a datos e información del orden privado y que deben mantener en secrecía para proteger las actividades de sus clientes“, considera Gustavo de Hoyos.

Las autoridades fiscales tendrán nuevos dientes con los que se vuelven inquisidores de los contribuyentes, sobre todo cuando estos decidan realizar la planificación fiscal internamente”, explica Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex a El Financiero.

 

VÍA: OINK-OINK

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here