Un edificio emblemático del siglo XVI que se encuentra dañado y cerrado a dos años del sismo es el exconvento Franciscano asentado en la demarcación. El inmueble, declarado en 1990 Patrimonio de la Humanidad, sufrió afectaciones en la cúpula central y en su estructura, revelaron expertos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Por la falta de recursos y supuestos desvíos de recursos, sólo se logró impermeabilizar el inmueble, para evitar el deterioro en su base por la temporada de lluvias con aportaciones del Ayuntamiento y organizaciones civiles, pero la restauración podría costar hasta 10 millones de pesos.

La arquitecta Teresa Miravete dio a conocer que existen otros daños como fracturas y grietas en la bóveda, que se extienden hasta el presbiterio y afectan los aplanados.

 

VÍA: EL POPULAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here