Proponen empresarios que el robo con violencia sea un delito grave para que amerite prisión preventiva, ya que actualmente en Puebla ocurren 200 asaltos en los que el ladrón agrede directamente a la víctima para arrebatarle su el teléfono celular.

La red de franquicias en Puebla, también presentó una Iniciativa que lleva a cabo en conjunto con los centros comerciales locales, para crear conciencia en la población con respecto a la compra de teléfonos celulares de segunda mano, de procedencia ilegal

Los empresarios celebraron la prohibición que, el Ayuntamiento de Puebla, realizó a la venta de estos dispositivos en la vía pública, pero consideran que será difícil terminar con este delito, si la población sigue consumiendo teléfonos robados.

También señalaron que los esfuerzos de la policía y los legisladores no serán eficaces debido a la complicidad de los compradores.

 

VÍA: EL POPULAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here