Zapotitlán, Puebla.- Los insectos comestibles de Zapotitlán Salinas como el cocopache, El cuchamá y el gusano de maguey, son especies que por el consumo humano se han escaseado, ante su probable extinción en la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán se están implementando las vedas en su recolección, informó el cocinero de conocido restaurante de la localidad, Antonio Díaz.

En el caso del cocopache mencionó que tuvo muchos depredadores además del ser humano, por lo tanto estuvo a punto de desaparecer. El cuchamá se observaba en el pequeño Valle de Zapotitlán, actualmente sólo en la colonia San Martín se reproduce. Mencionó que las vedas duran alrededor del mes y medio, quien ignore la medida es sancionada por las autoridades de bienes comunales.

Los representante de los bienes comunales deciden la cantidad a pagar la persona que no respete la veda, de esta forma se previene la desaparición de los insectos comestibles de Zapotitlán Salinas. En cuanto a la flora consideró que tienen una protección natural, además de ser un recurso renovable, sin embargo, no está demás establecer una medida para el control de su recolección. La existencia de menos ganado caprino ha beneficiado su desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here