Lo que prometía ser un simposio entre distintas religiones para instaurar una apertura religiosa en El Vaticano, terminó con robo y vandalismo. El Papa Francisco instauró un simposio sobre el Amazonas en El Vaticano como forma de apertura hacia las tradiciones y religiones indígenas. La medida, sin embargo, fue rechazada por ultraconservadores católicos, quienes robaron piezas tradicionales y las lanzaron al río Tíber en Italia.

Los grupos indígenas llevaron consigo elementos tradicionales de su cultura que cargan con un importante valor simbólico. Entre éstos se encontraban estatuillas de madera que representan a mujeres embarazadas como alusión a la Pachamama o Madre Naturaleza. Las estatuillas fueron robadas dentro de la Iglesia de Santa María en Traspontina y posteriormente lanzadas al río Tíber.

Además, los ladrones grabaron un video en el que se muestra todo el proceso desde el robo hasta el lanzamiento. Junto con éste publicaron un comunicado en el que sostienen que se está atacando a la fe católica al aceptar dentro de las iglesias a personas no bautizadas. El comunicado lee así:

“Esto se hizo por una razón: Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, su Madre Bendita y todo el mundo que sigue a Cristo, están siendo atacados por miembros de nuestra propia Iglesia. ¡No lo aceptamos! ¡No nos mantendremos callados! ¡Empezaremos a actuar AHORA!

Porque amamos a la humanidad, no podemos aceptar que personas de una cierta religión no sean bautizados y no puedan entrar al cielo. Es nuestra obligación seguir las palabras de Dios, como hizo nuestra Santa Madre. No hay otra forma de salvación.

El viernes 18 de octubre, LifeSite lanzó una petición –que, hasta ahora cuenta con 18,000 firmas– para solicitar que El Vaticano removiera la estatua de fertilidad y cualquier otro “símbolo pagano” del simposio. La página sostiene que su presencia representa “sincretismo” que no será aceptado. Sobre la estatua de fertilidad, mencionan que un orador dominicano afirmó que la estatua podía ser interpretada como la Madre Tierra o la Virgen María. Sostienen que el simposio es una muestra de paganismo contra la Iglesia Católica.

Miembros católicos del simposio han mostrado su inconformidad con el robo pues representa una afronta contra los pueblos indígenas. Sin embargo, en redes sociales varios usuarios han aplaudido la medida que “desaparece a ídolos falsos”. (Vía: Proceso)

Esta afronta representa sólo uno de los conflictos en los que se ha visto inmerso el Papa Francisco pues varios católicos critican su interés en el medio ambiente ya que sólo “debería de salvar almas”. Los tradicionalistas lo acusan de haber realizado ceremonias no cristianas y participado en el paganismo.

 

 

VÍA: PLUMAS ATÓMICAS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here