La naturaleza es un misterio sin resolver. Cuando el huracán Dorian arrasó el pasado 6 de septiembre con el condado de Carteret, Carolina del Norte, provocando un mini-tsunami, tres vacas que hasta el día de hoy se creían muertas tras ser arrastradas hacia el mar, fueron encontradas con vida. ¿Estamos hablando de un milagro de la naturaleza? No podemos asegurarlo, pero el caso es que siguen vivas en una isla a varios kilómetros de distancia de su hogar.

Dorian provocó inundaciones en Carteret, además de la muerte de su fauna silvestre incluyendo caballos salvajes, de acuerdo con Univisión. Según la fotógrafa local Rhonda Looper, las vacas y caballos salvajes del lugar “siempre han paseado libres en las islas”. Incluso, se sabe que 28 caballos no corrieron con la misma suerte que estas tres vacas que, según los funcionarios del Parque Nacional Cape Lookout National Seashore, pudieron haber nadado alrededor de 7 kilómetros hasta llegar a las islas de Outer Banks, lo cual también es una gran sorpresa cuando los lugareños afirman que no se tenía el conocimiento de que las vacas tuvieran la capacidad de nadar en mar abierto.

“Es una gran historia de cómo lograron sobrevivir”, dijo el portavoz del parque BG Horvat. “Si las vacas pudieran hablar, imagínense la historia que podrían contar de cómo soportaron toda esa agua, eso debió ser increíble”.

Horvat agregó que las vacas también tuvieron la fortuna de no haber sido arrastradas hasta el Atlántico. Formaban parte de un ganado de 17 vacas que ya no fueron encontradas y ahora las autoridades están tratando de que vuelvan a su hogar. Por el momento, al parecer se encuentran pastando felizmente.

 

VÍA: CÓDIGO ESPAGUETI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here