Al concluir sus estudios universitarios, los egresados poblanos tienen dos opciones: o comienzan a buscar un trabajo ─de los que en 1 de cada 3 casos no les van a pagar más de 3 mil pesos─, o se inscriben al programa emblema del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que los beneficiados del programa Jóvenes Construyendo el Futuro del Gobierno Federal reciben 3 mil 600 pesos de forma mensual, los jóvenes poblanos egresados de alguna institución de educación superior de la entidad aspiran a ganar salarios que en 11 por ciento de los casos no alcanzan los mil 500 pesos.

Esto de acuerdo con los resultados de la última Encuesta Nacional de Egresados del Centro de Opinión Pública Laureate México de la Universidad del Valle de México (UVM), en la que participaron 8 mil 220 personas de entre 21 y 30 años, a quienes les tomó entre cuatro y cinco años —en 73 por ciento de los casos— acabar una carrera.

Es decir, que los egresados poblanos —que en 37 por ciento de las veces tuvieron que trabajar o solicitar becas o préstamos para financiar sus estudios— ganan en su primer empleo tres veces menos que lo que gana una persona a través de un programa social dirigido a jóvenes de entre 18 y 29 años, que al momento de incorporarse al mismo no estén trabajando o estudiando.

Un programa que además les garantiza un trabajo fijo por un año, proceso que comienza llenando un sencillo formulario y adjuntando algunos documentos, y les ofrece seguro médico por parte del IMSS. En su primer empleo, 44 por ciento de los egresados poblanos que respondieron la encuesta declararon que no contaban con prestación alguna, ni siquiera las previstas por la ley.

A nivel nacional, 32 por ciento de los egresados en el periodo 2017-2019 no tiene empleo. A diez meses de haber iniciado el programa federal, más de 900 mil aprendices fueron vinculados en esta primera etapa y están recibiendo, mes con mes, sus apoyos económicos. En Puebla, un total de 37 mil 347 jóvenes se decidieron por esta opción.

Una vez transcurrida la primera experiencia laboral, en un segundo, tercer o cuarto empleo desde que se graduaron de la universidad, el panorama no mejora del todo para los mexicanos que le apostaron tiempo y recursos a una carrera: 3 por ciento gana menos de mil 500 pesos; 8 por ciento entre mil 500 y 3 mil pesos; 31 por ciento entre 3 mil y 8 mil; 33 por ciento entre 8 mil y 15 mil; y sólo una cuarta parte más de 15 mil pesos mensuales.

El estudio informa también que los hombres son quienes obtienen más ingresos en los tres rangos superiores. Mientras que 13 por ciento de las mujeres con un negocio propio percibe un salario de más de 15 mil pesos, 16 por ciento de los hombres recibe una cantidad similar.

 

VÍA: EL POPULAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here