ecientemente la a Universidad de California, Berkeley, el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI) y la Universidad de Rice crearon una nueva manera de detectar terremotos a través de los cables de fibra óptica que se encuentran en el mar y que comunmente son utilizados por las telecomunicaciones.

La revista Science publicó un artículo la semana pasada donde se explica que los investigadores utilizaron los primeros 20 kilómetros de un cable que se extiende 51 kilómetros desde la costa de Moss Landing, California hasta el Observatorio de Banda Ancha de Fondo Oceánico de Monterrey (MOBB) y el Sistema Acelerado de Investigación de Monterey (MARS).

Estes un mapa de los 20 kilómetros de cable que utilizaron los científicos. (Foto: Nate Lindsey)

En ese tramo de cables, los investigadores utilizaron una técnica conocida como detección acústica distribuida para convertir el cable en un sismómetro altamente sensible. En esta técnica, los pulsos de luz láser se envían a través del cable. Entonces, los movimientos sutiles de las áreas alrededor del cable hacen que el cable se estire, lo que crea tensiones en los elementos de fibra óptica y así estos movimientos pueden detectarse y medirse por la cantidad de luz láser que se refleja de vuelta al emisor y su sincronización. Con ayuda de la interferometría se pueden tomar medidas cada dos metros a lo largo del cable, esto significa que se tienen 10,000 sensores de movimiento virtual a lo largo de los 20 kilómetros de longitud que se utilizaron para el experimento.

Lo cierto es que cuantas más herramientas tengan los científicos para detectar catástrofes naturales, más seguros nos podemos sentir y este podría ser el inicio de una nueva forma de prevenir los sismos.

FUENTE Berkeley News

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here