En Puebla, 262 personas han sido notificadas con Sida en lo que va de 2019; 443 personas más, a decir del informe especial de Vigilancia Epidemiológica de VIH/Sida de la Secretaría de Salud federal, continúan registradas como seropositivos a VIH; es decir, que su carga viral no es significativa o se ha controlado.

Sin embargo, refiere la doctora María del Rocío Pérez Bada, las mujeres están invisibilizadas de los registros, los servicios de atención y las políticas públicas, especialmente las mujeres que pertenecen a “sectores opacos”, como los denomina en sus avances de investigación presentados este martes en la mesa de análisis “Mujeres, VIH, Violencia Social y de Género”, en la Escuela Libre de Psicología.

En su investigación, Pérez Bada asegura que aunque la prevalencia de VIH/Sida en hombres es mayor —88.16% de los casos de Sida y 85.77% de los seropositivos al VIH registrados en lo que va de año—, son las mujeres, y especialmente las mujeres bisexuales, lesbianas, trans y trabajadoras sexuales diagnosticadas, las que sufren en mayor medida de discriminación y violación a sus derechos humanos.

“Algunas estadísticas afirman que 2 por ciento de estos sectores opacos tienen o han sido diagnosticadas con VIH, lo que nos da pistas sobre la atención, la prevención y el soporte emocional del que carecen estas personas,” sostuvo.

A la connotación negativa que se tiene sobre quienes son diagnosticados con VIH/Sida —acusándolos de tener comportamientos “riesgosos”—, en el caso de las mujeres se suma el no entendimiento de la vía de transmisión o contagio, producto de una perspectiva heterosexista que impera en el discurso médico.

“El argumento es muy sencillo: ¿cómo se van a contagiar las mujeres lesbianas si no tuvieron sexo con hombres?,” dijo sobre el sesgo que omite otras vías de transmisión entre las mujeres lesbianas, como el consumo de drogas inyectables o el haber sido víctimas de agresión sexual.

Señaló, por otro lado, que en la literatura y las bases de datos consultados para su investigación, ha encontrado que la mayoría de las mujeres diagnosticadas con VIH/Sida son mujeres autodefinidas como heterosexuales que viven en una relación monógama y que por tanto no se explican el porqué del contagio

 

VÍA: EL SOL DE PUEBLA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here