A nivel nacional, 7 de cada 10 mexicanos que nacen pobres no logran superar esa condición a lo largo de su vida, reveló el estudio de Movilidad Social en la Ciudad de México 2019 del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY).

En el caso del sur de México el índice aumenta, ya que en esa zona 86% de la población que nació en hogares pobres permaneció en esa situación a lo largo de su vida. Este panorama es un poco menos dramático en la Ciudad de México,  en donde 4 de cada 10 capitalinos que se desarrollaron en un sector económicamente marginal se mantuvieron así en el futuro, de acuerdo con el estudio.

Es decir, “alguien que nace en un hogar muy pobre en la CDMX tiene 4 veces más posibilidades de salir de la pobreza que quien nace en la misma situación en el sur del país”, señala el documento.

“El origen de las personas afecta sus opciones de movilidad”, la capacidad de escalar en la pirámide económica. A pesar de que la CDMX cuenta con un menor nivel de desigualdad de oportunidades no logra alcanzar los niveles que ofrecen las regiones del norte y norte occidente, explicó.

El promedio nacional de desigualdad de oportunidades es del 48%, para la CDMX es de 41% y para la zona norte es 31%, refirió el análisis de CEEY.

Distancia económica en CDMX

Aunque la tasa de informalidad en la Ciudad de México (48.5%) es más baja en comparación con la nacional (56.5%), a 1 de cada 3 capitalinos no le alcanza para comprar la canasta básica a pesar de trabajar, refirió Tomas Martin Damerau, director ejecutivo de Estudios del Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de la CDMX.

Señaló sobre la disparidad económica que existe entre las alcaldías de esa ciudad, ya que las regiones de Milpa Alta (49%) y Xochimilco (40%) son las que cuentan con mayor índice de pobreza, a diferencia de zonas como de la Benito Juárez o la Miguel Hidalgo.

“(Para atender ese problema) hay diferentes impulsos desde el gobierno de la ciudad como políticas de vivienda y de desarrollo urbano”, así como la localización de colonias marginales para focalizar esos esfuerzos, aseguró Martín Damerau.

Resaltó programas como PILARES (Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes) para que la ciudadanía se pueda involucrar en espacios de capacitación para salir de la situación de vulnerabilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here