Dos personas murieron y más de 10 resultaron heridas en enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad iraquíes en Bagdad, los primeros choques con víctimas mortales de 2020 en la capital, después de los centenares de víctimas en las protestas que se registran en el país desde hace cuatro meses.

Una fuente del Ministerio de Interior iraquí que pidió el anonimato dijo a Efe que las fuerzas de seguridad lanzaron bombas de sonido y gases lacrimógenos contra los asistentes, quienes intentaron cruzar un importante puente capitalino.

Los manifestantes, que se concentraron esta mañana en la plaza Tahrir, epicentro de las protestas que estallaron el pasado 1 de octubre, intentaron cruzar el puente de Al Sank, que se encuentra a menos de un kilómetro de distancia y que conduce al centro de Bagdad, donde están las sedes de algunos ministerios.

A pesar de que las fuerzas de seguridad blindaron el acceso al puente con bloques de hormigón, los manifestantes intentaron romper las barreras, a lo que las unidades antidisturbios respondieron con gases lacrimógenos y bombas de sonido, métodos que han utilizado desde el inicio de las protestas y que han causado decenas de muertes por asfixia o por impacto directo.

Por su parte, el portavoz del primer ministro Adel Abdelmahdi y comandante general de las Fuerzas Armadas, Abdlekarim Jalaf, declaró a la agencia de noticias estatal INA que unos “saboteadores atacaron las barricadas” de la zona.

Jalaf aseguró que las fuerzas de seguridad emplean métodos “no mortales”, pero no se pronunció sobre las víctimas mortales o los heridos.

Después de varias horas de tensión en el centro de Bagdad, la situación se normalizó y ya no hay enfrentamientos entre los manifestantes y los antidisturbios, quienes reforzaron su presencia en las inmediaciones del puente de Al Sank, dijo a Efe la fuente del ministerio de Interior iraquí.

Como sucede a diario desde el pasado octubre, miles de manifestantes se han concentrado en la plaza Tahrir de Bagdad para pedir un nuevo Gobierno con un primer ministro independiente a la cabeza que convoque elecciones anticipadas supervisadas por Naciones Unidas.

De acuerdo con la pública e independiente Comisión de Derechos Humanos iraquí, al menos 500 personas han muerto y más de 25 mil han resultado heridas en todo el país desde el inicio de unas protestas que han sido especialmente violentas en las provincias del sur de Irak.

Con información de EFE y Dirilis Postasi

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here