El Representante Permanente de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), el embajador Juan Ramón De la Fuente, reiteró el apoyo de nuestro país a la propuesta del Movimiento Unidos por el Consenso (MUC) para robustecer el Consejo de Seguridad.

Señaló que, desde la perspectiva mexicana, las reformas al Consejo deben orientarse a robustecerlo, aspirando a una ONU más democrática y más funcional.

“Nuestra postura no tiene que ver con el mantenimiento del statu quo, por el contrario, radica en evitar que se acentúen los privilegios para unos cuantos”, señaló el Embajador.

“Las Naciones Unidas cumplen 75 años en 2020. Esto debe ser un estímulo para robustecer a la Organización y no para debilitarla. Un compromiso para consolidar un multilateralismo eficaz, que sirva a los intereses de todos los pueblos y que tenga un impacto en el terreno. El fortalecimiento y la revitalización de los órganos principales de la ONU debe ser coherente y para ello hay que sostener los acuerdos ya alcanzados. Cada vez que retrocedemos, disminuimos la legitimidad de la Organización y la fortaleza del multilateralismo”, señaló De la Fuente.

Indicó que agregar nuevos miembros permanentes al Consejo de Seguridad, significaría que el régimen de gobierno que se adoptó en la ONU en su creación ten 1945, bajo circunstancias históricas muy concretas, y que hoy va en contrario sensu al principio de la igualdad jurídica de los Estados, es el más adecuado para las necesidades de la ONU en el siglo 21.

“La naturaleza de los fenómenos en los que estamos inmersos, son propicios para fortalecer la participación de las organizaciones regionales”, señaló.

México es candidato a un asiento como miembro no permanente y ha dejado claro que pugnará por una reforma integral del Consejo de Seguridad que incluya tanto un incremento de miembros no permanentes, con mayor participación regional, así como una mejora en los métodos de trabajo, señaló De la Fuente.

En este sentido promueve, junto con Francia, que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad voluntariamente se restrinjan la posibilidad de ejercer el veto en decisiones que puedan implicar atrocidades en masa. Se trata de un instrumento para afianzar la vocación pacifista y humanitaria de la Organización, agregó el Embajador mexicano.

Ya son 105 países los que se han sumado a la iniciativa franco-mexicana, como se le conoce.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here