Aunque hasta el momento los cruces internacionales por la frontera de Coahuila y Texas se mantienen en la normalidad, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza tiene ya en marcha un plan para atender posibles casos de COVID-19.

En entrevista para Notimex, Paul del Rincón, director de la Aduana en Eagle Pass, señaló que se cuenta con equipo de protección de oficiales y viajeros, así como cuartos especiales para resguardo de probables pacientes con coronavirus.

“Así como a todos, esto es algo que nos preocupa bastante, lo hemos estado monitoreando, hemos estado en comunicación con nuestras oficinas en Nuevo Laredo y en los cruces hacia Eagle Pass estamos preparados por si llegara a presentarse una persona con el virus”, expresó.

Explicó que, a pesar de no realizar revisiones “extraordinarias “a los viajeros, sí se pone especial atención a sus condiciones de salud.

“El trabajo del oficial ahorita más que nada es fijarse que vengan en buen estado de salud y en caso de tener algún síntoma de que no, entonces ellos preguntan sobre el virus, si viajaron a China o estuvieron en contacto con personas que hayan ido a esos lugares”, dijo

El pasado fin de semana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, manifestó la posibilidad de analizar el cierre de la frontera a fin de evitar contagios de COVID-19, sin embargo, de momento, los cruces en esta zona de hasta 10 mil vehículos diarios, continúan de manera normal.

Con información de Notimex

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here