Este 2020 se romperá la tradición de recibir el equinoccio de primavera en Chichén Itzá, zona arqueológica de Yucatán, debido a la pandemia de coronavirus.

El gobernador del estado, Mauricio Vila, informó que Chichén Itzá y Dzibilchaltún permanecerán cerrados al público los días 20, 21 y 22 de marzo, con la intención de evitar la concentración masiva de personas.

Vila Dosal explicó que en la semana previa al equinoccio de primavera Yucatán recibe a 50 mil visitantes de distintos países, lo que podría derivar en una posible propagación de COVID-19.

Otra medida preventiva ante la pandemia es la suspensión de clases en todas las escuelas públicas y privadas de todos los niveles, del 17 de marzo al 20 de abril.

“Esta suspensión no debe ser considerada vacaciones sino como una medida orientada a propiciar el aislamiento social sugerido por todos los expertos en salud pública, seamos responsables”, indicó el gobernador de Yucatán en un video compartido en redes sociales.

Con información de López-Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here