La compañía Beijing Aeonmed Co. ha estado trabajando las 24 horas del día desde el 20 de enero para fabricar respiradores artificiales que están salvando vidas en esta crisis del COVID-19. Después de satisfacer las necesidades de China hace dos semanas, las líneas de producción han estado trabajando sin parar para cumplir con los pedidos desde el extranjero.

Con tres turnos e incluso personal de investigación y desarrollo en la línea de fábrica, las máquinas de la compañía siguen manufacturando los esenciales respiradores.

Literalmente, no hay ningún país en el mundo que no quiera comprar un respirador artificial de China en este momento“, comentó Li Kai, director de Beijing Aeonmed. “Tenemos decenas de miles de pedidos esperando. El problema es qué tan rápido podemos hacerlos”.

A medida que la cifra global de muertes por coronavirus supera los 16,000, los médicos de Milán a Nueva York buscan desesperadamente respiradores artificiales, los cuales pueden ser determinantes en casos severos para ayudar a un paciente de COVID-19. La semana pasada, Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, dijo que el estado tiene entre 5,000 y 6,000 respiradores, pero podría necesitar 30,000 para ayudar a los pacientes infectados.

Los respiradores son los instrumentos más necesarios en esta crisis. En Italia, el país con mayor número de muertes por la pandemia, una grave escasez de respiradores ha obligado al personal médico a clasificar a los pacientes.

Desde el comienzo de la expansión del virus, China ha brindado su apoyo a Europa proporcionando máscaras y otros suministros a las regiones críticas de los países más afectados.

Beijing Aeonmed no es la única compañía china que trabaja contra reloj para fabricar los respiradores. “Todas las fábricas de ventiladores en China han alcanzado su capacidad máxima, ocupadas totalmente por la demanda extranjera”, dijo Wu Chuanpu, director de la cadena de suministro en Vedeng.com, una de las principales plataformas en China que conecta a proveedores y compradores de equipos médicos.

De acuerdo con Wu, Vedeng todavía recibe entre 60 y 70 pedidos nuevos cada día, cada uno solicita cientos o miles de esas máquinas y la mayoría son provenientes de gobiernos.

¿Por qué son tan importantes los respiradores artificiales? Estos aparatos bombean oxígeno a los pulmones y eliminan el dióxido de carbono del cuerpo. Muchos pacientes infligidos por el coronavirus necesitan la máquina porque su nivel de oxígeno en la sangre cae precipitadamente, una condición llamada hipoxemia, que puede causar daño a los órganos y ser potencialmente mortal.

A diferencia de las máscaras o los termómetros, donde las empresas pueden aumentar rápidamente la producción, los respiradores tienen una mayor barrera de entrada, lo que dificulta aún más la rápida expansión de la producción.

“La pandemia no es un problema de un solo país. La lucha global contra ella es una prueba de la velocidad y calidad hechas en China”, señaló Li. 

 

VÍA: NATION

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here