Toda vez que la federación determinó regionalizar la fase tres de Covid-19 en las zonas metropolitanas –incluida Puebla– que registran mayor número de contagios, el gobernador Miguel Barbosa aseguró que no es cuestión de alarmarse puesto que su gobierno está preparado para ello, y no está rebasado.

“No nos alarma, estamos preparados, nos preparados para ello, no estamos rebasados”, defendió el mandatario estatal.

En la conferencia virtual, desglosó que a la fecha se tienen 106 enfermos de Coronavirus, hay 99 hospitalizados, 28 en privados y 71 en públicos, por lo tanto “tenemos capacidad para estar atendiendo a quienes estén llegando a requerir la hospitalización”.

Previó que el cálculo que se tenía es que el 19 de mayo llegaría el nivel más alto de contagio y de necesidades de salud que atender: “es algo que para nosotros lo teníamos visto así y nos habíamos preparado para ello, también teníamos la condición de ver que no iba a durar un mes, sino todo mayo, que nos íbamos a ir hasta junio, por aquello de que las consecuencias de esta pandemia estarán retirándose allá por finales de junio, entonces vamos acomodar todo esto para que sea una estrategia nacional la que funcione en Puebla”.

En ese sentido, indicó que estará atento a las indicaciones de volver más rígida la sana distancia, y más rígido el tema del confinamiento.

Para ello, instruyó al secretario de Gobernación David Méndez  de que tenga contacto con el gobierno municipal para estos fines para que se tomen acciones coordinadas en lograr que en Puebla la disciplina en el confinamiento y la sana distancia sean más eficaces, “para nosotros la fase tres de esta enfermedad está presente”, insistió.

Barbosa hizo hincapié en el asunto cultural que hacen muchas personas contagiadas y se quedan en sus casas y no acuden hacerse la prueba de coronavirus soportando las consecuencias de la enfermedad en sus hogares.

“Si son jóvenes sanos podrán no tener complicaciones a nivel de perder la vida, sí pueden llegar a tenerlos, pero si son personas con condiciones de salud deterioras, pueden encontrarse con cuadros clínicos muy graves”, advirtió.

Sostuvo que muchas de las personas fallecidas han muerto porque han llegado tarde a su hospitalización, pues hay gente que llega después de los 10 días de los síntomas y llegan en condiciones graves.

 

VÍA: EL POPULAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here