Informar sobre la muerte de un colega es para los periodistas una tarea sumamente difícil. Esto es lo que le tocó vivir al equipo del medio norteamericano New York Post que hace unos días perdió a uno de sus más talentosos fotógrafos deportivos a causa del coronavirus.

Anthony Causi, un destacado gráfico de 48 años, con diagnóstico de diabetes, murió el pasado 12 de abril luego de presentar complicaciones en su salud tras haber contraído el COVID-19.

“Anthony Causi fue nuestro colega, nuestro amigo y un periodista brillante”, dijo Stephen Lynch, editor en jefe del periódico y agregó “era, simplemente, uno de los mejores fotógrafos deportivos de la ciudad de Nueva York, capturando todos los momentos importantes de los últimos 25 años. De voz suave, divertido, pero sobre todo amable: era respetado por quienes fotografiaba y admiraba por aquellos con quienes trabajaba”.

El fallecido profesional se unió a The Post en 1994 como mensajero fotográfico. Posteriormente se graduó como editor de fotos y finalmente se convirtió en un fotoperiodista a tiempo completo, uno de sus más grandes sueño, según reveló.

Según se conoció, meses antes de su muerte estuvo en Florida cubriendo el entrenamiento de primavera de MLB. Poco después de regresar a Nueva York, le diagnosticaron COVID-19, informó su familia.

Unos días antes de morir, Causi dejó un último mensaje en su cuenta personal de Instagram. Él deja a su esposa y dos hijos pequeños, de 5 y 2 años.

“Nunca pensé que pasaría algo como esto. Pensé que era indestructible”, escribió.

Un día después de su muerte, el periódico que lo vio crecer profesionalmente le dedicó una sentida portada a modo de despedida.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here