Francisco Moreno Sánchez, jefe de Medicina Interna encargado del programa COVID-19 en el Centro Médico ABC, manifestó que los peores días por el COVID-19 en México “están por venir”.

Hemos llegado a una ocupación muy alta de pacientes que han requerido asistencia mecánica ventilatoria lo que la gente conoce como un ventilador y la disponibilidad de estos ventiladores hace que no podamos recibir pacientes que pudieran deteriorarse y requerir ventilador y no tener cómo conectarlos a una máquina porque no está disponible”, comentó el especialista en el espacio de Radio Fórmula de Joaquín López-Dóriga.

El especialista explicó que los enfermos que lleguen al Hospital ABC tendrían que ser referidos a otros hospitales pues, por ética, no podrían admitirlos ante la falta de ventiladores.

En este momento, serían referidos a otros lugares. Esperamos y está haciendo un gran esfuerzo el patronato y la dirección del hospital por tener y contar  con más ventiladores. Desafortunadamente no es un problema nada más de México, sino que es un problema mundial en donde todo mundo quiere ventiladores. Estamos organizando el hospital para tener mayor disponibilidad de camas pero esto, yo creo que a lo que obliga es a que este es el momento en que más tenemos que cuidarnos como sociedad, mantenernos confinados y en aislamiento.

Ahorita no podemos admitir pacientes aunque el paciente no tenga una gravedad extrema por el riesgo que se corre de si ese paciente se deteriora en el transcurso del día no podamos asistirlo como debemos, estaríamos cometiendo un comportamiento de poca poca ética al no tener la posibilidad de ayudar a estos pacientes”.

Indicó que pese a que la ocupación es alta, todos los días cambia por lo que pidió estar al pendiente.

Ahora, esto es algo dinámico, todos los días estamos actualizando, yo les pediría que se comuniquen al hospital, estamos tratando de abrir áreas se están dando de alta a algunos pacientes que, afortunadamente, han salido bien. Entonces, yo espero que esto nos permita tener la disponibilidad de atender a la gente que lo necesita.

Acerca de la posibilidad de que se reinicien las actividades, tal y como lo indicó el presidente López Obrador, el especialista indicó:

Lo que me preocupa es que estamos ahorita en la punta en donde que estamos teniendo cada día más casos, es decir, es un ascenso continuo en el número de casos y, calculamos que, el mayor pico de esta infección va a estar alrededor del 9 y 10 de mayo y podría pasar que esas comunidades que no tienen infectados, pues se terminen contagiando y entonces la curva se prolongue.

La realidad es que esta enfermedad nos puede afectar a todos los seres humanos, los únicos a los que no afecta a quienes ya les dio y se curaron, porque ya tienen inmunidad pero las comunidades en las que no ha habido casos, esas son comunidades en donde tienen un alto riesgo de, si hay casos, se diseminen en la comunidad.

Dijo que el riesgo de que se disemine el contagio entre comunidades que no tienen casos, es un tema de gran preocupación no solo en México, sino en el mundo.

De eso tiene miedo China y, si empezamos a abrir zonas en donde no hay una inmunidad adecuada, esas zonas se pueden infectar y, entonces, mantener una curva ascendente que es lo que ya no queremos, lo que queremos es aplanar la curva, no hacerla más prominente.

Indicó que, en lo que respecta a México, la curva no se ha aplanado, sino que es ascendente.

Yo veo que la curva va hacia arriba y lo vemos todos los días con más casos. Si esto fuera aplanándose, entonces todos los días deberíamos de tener menos casos que el día anterior y eso todavía no ocurre.

Además, explicó cómo se haría un desconfinamiento adecuado.

La única forma de tener un desconfinamiento adecuado  es hacer pruebas y ver quiénes están inmunes y esas personas ni contagian ni van a ser contagiadas por lo que serían las primeras personas que podrían reincorporarse a sus trabajos y actividades porque ellos ya padecieron la enfermedad pero para eso necesitamos hacer pruebas inmunológicas a mucha población. Ojalá se pueda hacer y, entonces, será seguro salir.

Esas pruebas existen, incluso en Estados Unidos se ha hablado mucho de que van a hacer pruebas a una cantidad enorme de la población ojalá y también en México empiecen a hacerse porque sí existen, tienen unas de esas pruebas ya aprobación por la FDA, sé que la Cofepris las está revisando y estoy seguro de que está por liberarlas y esto nos ayudaría mucho a que ese desconfinamiento sea en base científica de pacientes que ya no tienen riesgo de infectarse ni de contagiar.

Moreno Sánchez enfatizó que se trata de una enfermedad real pese a que hay gente no cree que exista.

Desafortunadamente también hay una situación de que existen personas que no creen en esta enfermedad. En  Estados Unidos ya hay más muertos por el COVID-19 que por lo que ocurrió en la Guerra de Vietnam. Es una realidad, esto existe.

Finalmente, acerca de personas que aseguran que hay más muertos por la violencia que por COVID-19, el especialista aseguró que se trata de dos fenómenos diferentes que no se pueden comparar.

Es buscar explicaciones que no. La verdad, que triste que tengamos tantas muertes por violencia pero creo que el COVID es otro problema y que afecta a población vulnerable, que también es muy importante, a gente mayor, gente enferma y tenemos que tener responsabilidad civil.

Con información de López Dóriga Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here