El papa Francisco pidió que las familias sigan afrontando con “paz” y con “creatividad” la cuarentena por el coronavirus COVID-19 y lamentó que “a veces hay violencia doméstica”, durante su misa matutina en su residencia, la Casa Santa Marta.

Cada misa matinal que el papa celebra sin fieles y que es transmitida en directo por los medios vaticanos, Francisco la dedica a las personas a las que está afectando esta pandemia y hoy habló de las “familias que se encuentran encerradas en casa a causa de las medidas restrictivas para detener la propagación del coronavirus“.

“Oremos hoy por las familias: en este tiempo de cuarentena, la familia, encerrada en casa, intenta hacer muchas cosas nuevas, tanta creatividad con los niños, con todos, para ir adelante”, dijo.

Francisco también recordó la existencia de “la violencia doméstica“, por lo que pidió orar “por las familias, para que continúen en paz con creatividad y paciencia, en esta cuarentena”.

En otra de estas misas, Francisco había hablado de las mujeres en primera fila durante esta pandemia y en especial había citado a aquellas que en estos momentos de confinamiento “corren el riesgo de ser sometidas a violencia“.

En su homilía, Jorge Bergoglio criticó que en el mundo y también en la Iglesia existe “esta creencia de considerarse uno mismo como justo y considerar a los demás como pecadores“.

“Esta es una enfermedad de la Iglesia que nace de las ideologías. Es un pensamiento mundano que se convierte en un intérprete de la ley. Y estas ideas crean división, hasta el punto de que la división se vuelve más importante que la unidad”, agrego.

Ante ello, el pontífice pidió la unidad en la Iglesia. “Que el Señor nos libere de esa psicología de la división, del dividir, y nos ayude a ver esto de Jesús, esta gran cosa de Jesús, que en Él todos somos hermanos y Él es el Pastor de todos”, señaló.

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here