El presupuesto de las Escuelas de Tiempo Completo agoniza en plena pandemia de covid-19.

Para enfrentar el próximo ciclo escolar cada escuela de tiempo completo tendría apenas mil 644 pesos mensuales para cubrir los incentivos por horas adicionales de directores y docentes, el servicio de alimentación a los alumnos y materiales escolares, es decir 54 pesos al día.

La organización Mexicanos Primero advirtió que 95 por ciento del dinero asignado al programa para todo 2020 ya se agotó “justo cuando más niñas, niños y jóvenes van a requerir mayor tiempo de aprendizaje, así como alimentación para hacer frente a las consecuencias de la emergencia sanitaria”.

La SEP distribuyó cuatro mil 848 millones de pesos para cubrir los gastos del programa generados entre enero y junio de este año, lo que significa que quedan sólo 222 millones de pesos para el resto del año.

¿Por qué nos preocupa aún más esta situación?, pues por la pandemia; los efectos del programa están documentados en cuanto a lo positivo que ha generado en aprendizaje, en disminuir el rezago  escolar grave, en disminuir el abandono escolar, mejorar resultados de alimentación  y ahora, más que nunca, después de un cierre de ciclo escolar que fue fuera de la escuela, a distancia con un programa (Aprende en Casa) que llegó a muchos, pero no llegó a todos, un programa como el de Escuelas de Tiempo Completo es relevante para garantizar el derecho a la educación de 3.6 millones de niñas, niños y jóvenes, especialmente aquellos que se encuentran en  zonas de marginación”, dijo Sandra Creixell, directora de asuntos jurídicos de Mexicanos Primero en entrevista con Excélsior.

A partir de 2008 se estableció el programa de Escuelas de Tiempo Completo mediante el cual los niños pasan más horas en las escuelas realizando actividades extra y, en algunos casos, recibiendo una comida ahí mismo.

Actualmente, el programa se implementa en   27 mil 63 escuelas e impacta a 3.6 millones de niños, niñas y jóvenes.

El año pasado sufrió un golpe cuando la Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación de 2020 en el que se recortó el 50 por ciento de lo que se le destinaba, lo que significó que pasó de 10 mil 189 millones de pesos asignados en 2019 a 5 mil 100 millones para este año.

Si bien la organización Mexicanos Primero presentó una demanda de amparo y el juicio sigue en trámite por dicho recorte, Sandra Creixell señaló que en este momento urge que se redireccionen recursos para el programa.

Hoy no nos podemos quedar con los brazos cruzados frente a un riesgo de este tamaño, por eso estamos haciendo un llamado a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para que haga resignaciones presupuestales para cubrir el inicio del ciclo escolar 2020-2021 en las más de 27 mil escuelas de tiempo completo. La Secretaría de Educación Pública debe presionar, y estar involucrada en conseguir esa reasignación”, expuso Creixell.

De acuerdo con una encuesta virtual realizada por Mexicanos Primero a 246 docentes, directivos, supervisores y familias de escuelas de tiempo completo, éstos tienen temor por la cancelación del servicio alimentario, no tener un lugar seguro en donde dejar a sus hijas e hijos mientras trabajan, lo cual se ha agudizado frente a la presión económica por la contingencia.

 

 

VÍA: EXCELSIOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here