CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En medio de la carrera global por desarrollar vacunas efectivas contra el covid-19, Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China, prometió a los gobiernos de América Latina que la vacuna desarrollada en su país será “un bien público de acceso universal” y que apoyará a los gobiernos con un fondo de mil millones de dólares para que la adquieran.

Equipos de científicos en China desarrollan ocho vacunas; a finales de mayo pasado, una de ellas recibió luz verde para ser empleada en militares.

En otros países, otros grupos aceleran sus pruebas clínicas con resultados hasta el momento alentadores: la semana pasada, la Universidad de Oxford anunció que una vacuna desencadenó la fabricación de anticuerpos y linfocitos T, y que ampliaría las pruebas; el gobierno de Reino Unido ya reservó 100 millones de dosis.

Entre las 23 vacunas actualmente en pruebas clínicas en el mundo destacan las desarrolladas por los laboratorios Moderna, BioNtech y Pfizer; este último ya anunció que no venderá sus productos a precio de producción, pues adelantó que cada dosis costará 19 dólares con 50 centavos, es decir, más de 435 pesos.

 

VÍA: PROCESO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here