En Kenia, dentro del Parque Nacional Tsavo East, una cebra de nombre Diria quedó sin mamá luego de que esta muriera tras ser atacada por los leones.

La pequeña fue rescatada y llevada a la Unidad de Reintegración Voi de Sheldrick Wildlife Trust para darle la vida y el amor que se merece.

Ahí fue en donde los guardaparques que cuidan de la vida silvestre pusieron manos a la obra y se encargaron de alimentar y ayudar a la cebra huérfana Diria, pues estos animales al tener un fuerte vínculo maternal necesitan de esta presencia.

Para eso, cuando les toca alimentarla o asearla, los cuidadores usan un traje a rayas que simula a la piel de las cebras para que ella los identifique como ‘su mamá’ y no sienta tanto su pérdida.

Esta técnica ha sido empleada con éxito durante años con otras cebras rescatadas que posteriormente viven en un ambiente salvaje.

Por lo pronto, y en lo que Diria se prepara para reintegrarse a la vida salvaje, recibe todo el cariño de sus cuidadores y ella demuestra su agradecimiento, pues es muy cariñosa con ellos. Para muestra, esta tierna foto:

¡Qué linda!

 

VÍA: EXCELSIOR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here