El estado de Puebla registró una baja de 16 por ciento en la incidencia delictiva en 2020 en comparación con el año anterior, siendo los delitos de secuestro, robo a transportista y en transporte público individual los que tuvieron el mayor decremento.

De acuerdo con los datos de incidencia delictiva del fuero común transparentados por la Fiscalía General del Estado (FGE), durante 2019 en Puebla fueron abiertas 76 mil 557 carpetas de investigación, en contraste con las 63 mil 586 denuncias registradas en 2020.

Entre los delitos de alto impacto con la mayor disminución se encuentra el secuestro. El año pasado la FGE registró 27 denuncias, mientras que el año anterior fueron 70 casos, lo que representa un decremento de 61 por ciento.

En 2019, en Puebla se registraron 2 mil 127 denuncias por robo a transportista y un año después, los casos bajaron a 966 con una incidencia a la baja de 54 por ciento.

Entre los 13 rubros de robos estudiados, a excepción del robo de maquinaria y a institución bancaria, los demás ilícitos de este tipo fueron a la baja: robo a casa habitación disminuyó 19 por ciento, autopartes 40 por ciento, transporte público individual que corresponde a servicios de taxi o uber 46 por ciento y en transporte público colectivo con un decremento de 47 por ciento.

Incrementa narcomenudeo, allanamiento de morada y violencia familiar

En el comparativo de incidencia delictiva 2019 contra 2020, el narcomenudeo es el que tuvo el mayor incremento de 163 por ciento. Mientras en 2019 la Fiscalía de Puebla recibió 484 denuncias por este ilícito, el año siguiente la cifra incrementó a mil 273.

El incremento del narcomenudeo está intrínsecamente relacionado con el combate emprendido por el Gobierno Estatal ante este ilícito. Hasta agosto de 2020, la SSP había desarticulado 90 bandas criminales, de las cuales, 42 operaban en la capital.

El allanamiento de morada en medio de la pandemia por covid-19 también tuvo un incremento, aunque inferior, de 14.9 por ciento, siendo que en 2019 se abrieron 334 carpetas de investigación y el año siguiente fueron 384.

El confinamiento levantó la incidencia delictiva de violencia familiar apenas .53 por ciento. En el año de la pandemia ocurrieron 9 mil 125 casos de este ilícito y en los 12 meses del año anterior fueron 9 mil 077.

VÍA: CONTRA REPLÍCA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here