En un día tan especial y a un año de que fuera impedida la entrada al panteón municipal, este 10 de mayo tehuacanenses pudieron accesar al lugar, principalmente de aquellos que buscaron visitar los sepulcros de las mamás que lamentablemente han dejado este mundo terrenal.


En punto de las 8:00 de la mañana, hombres y mujeres de distintas edades, llegaron al camposanto con la única encomienda de estar frente al sepulcro donde ya reposan los restos de ese gran ser amado llamado: mamá.


En un día tan especial la nostalgia de recordar a quienes en vida sembraron y dejaron un legado, estuvo a flor se piel, tal como lo vivieron las personas que compartieron con este medio de comunicación su sentir.


Sixto Castro, visitante del panteón, celebró que este día fuera permitida la entrada, pues no quería que pasara el día sin llevar flores a la tumba de su mamá y hermanas que ya han partido, por lo que pidió que ojalá una vez por semana exista el permiso para visitar los sepulcros.


Por su parte, la señora Robertina, comentó que a un año de que partió su mamá, para ella era importante acudir a su tumba este 10 de mayo, pues ahora el panteón es la morada de quien tanto amó.


A diferencia de años pasados, esta vez el camposanto, extrañó aquellos 10 de mayo en donde la música, la convivencia, la misa por parte del obispo y los grupos enormes de familias se congregaban alrededor de las tumbas, hoy la pandemia ha impedido este memorable momento para los hijos de aquellas madres que partieron y ya aguardan en una tumba; sin embargo, el hecho de poder visitar aunque sea un instante los sepulcros fue valorado por quienes hoy se congregaron en el panteón municipal con nostalgia y añoranza por mamá.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here