La Fiscalía de Brasil presentó este viernes a la Justicia una denuncia contra el exministro de Salud del país, Eduardo Pazuello, por supuestas omisiones en la gestión de la pandemia y en la compra de vacunas contra el coronavirus.

En la denuncia, firmada por ocho fiscales, el Ministerio Público Federal (MPF) apuntó seis “actitudes” del exministro, entre ellas “omisión” y “negligencia” en las tratativas para la adquisición de vacunas, que configurarían el delito de improbidad administrativa.

Por ello, pide que Pazuello responda ante la Justicia por la “violación a los principios de la Administración” y los daños causados al patrimonio público, que suman casi 122 millones de reales (unos 24.2 millones de dólares).

La omisión y la negligencia del exministro en las tratativas de las negociaciones de las vacunas salió caro a la sociedad”, destacaron los fiscales en una nota difundida a la prensa.

Agregaron que “la resistencia del exministro de Salud en negociar la contratación y adquisición de vacunas, con la antelación o planificación necesarias, es injustificable e irrazonable”.

Pazuello, un general del Ejército sin formación médica, estaba al frente de la cartera desde mayo de 2020, tras la caída de sus dos antecesores por divergencias con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, sobre las estrategias de combate a la pandemia.

En la denuncia presentada este viernes, la Fiscalía subrayó que, durante la gestión de Pazuello, “casi 100 mil óbitos pueden ser atribuidos a la omisión gubernamental” en la adquisición de vacunas “con la urgencia que el enfrentamiento de la pandemia reclamaba”.

Asimismo, apuntó que la adopción “ilegal e indebida” del llamado “tratamiento precoz” contra la covid -ampliamente defendido por Bolsonaro y cuya eficacia no fue comprobada científicamente- como principal política pública contra la enfermedad “resultó en enorme perjuicio al patrimonio público y a la salud de la población”.

Los fiscales igualmente denunciaron que Pazuello fue omiso en la ampliación y distribución de test de COVID-19 para la población, además de actuar “deliberadamente para dificultar el acceso de la sociedad a las informaciones esenciales sobre la pandemia”.

“Si las decisiones de gestión -que deberían ser técnicas- son adoptadas por fuerzas de influencia externas, está comprobado el comportamiento doloso ilícito del Ministro y perfectamente configurado el ato de improbidad administrativa”, recalcaron.

Brasil es, en términos absolutos, el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus, detrás de Estados Unidos, y ya acumula más de 520 mil muertos y 18.6 millones de infectados.

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here