Royce King de 98 años y Frankie King de 97 años, son una pareja estadounidense de Oelwein, Iowa que ha compartido su vida juntos durante más de 77 años. Sin embargo, cuando se casaron en 1944 no pudieron tener una gran celebración por su matrimonio como hubieran querido, ya que Royce tuvo que irse dos días después de la ceremonia a la Segunda Guerra Mundial por su trabajo en las Fuerzas Aéreas.

A lo largo de los años, la pareja formó una hermosa relación pero siempre se quedaron con el deseo de haber tenido una celebración sin apuros y más especial por su matrimonio, y es por esto que cuando se aproximaba su aniversario #77 un grupo de profesionales del Hospicio St. Croix que los cuida en su casa en Iowa, tuvieron la idea de organizarles una nueva boda en conmemoración a su aniversario.

Además, los trabajadores de hospicio contactaron a Sue Bilodeau, la hija de la pareja y juntos prepararon todo para que la celebración sea muy especial tal como ellos habían anhelado en su juventud e incluso consiguieron un vestido de novia estilo vintage para Frankie, mientras que Royce vistió un traje formal para la ocasión.

Según relató el medio Insider, la pareja celebró la fiesta de aniversario en el patio trasero de su casa y tuvieron una hermosa ceremonia en compañía de sus invitados y fue como si estuvieran celebrando su matrimonio por primera vez.

Además, Sue, la hija de la pareja, se encargó de ayudar a su mamá con su vestido, velo y peinado, y una vez que estuvo lista caminó con ella hacia donde la esperaba Royce, quien tenía los ojos vendados para hacer del momento aún más especial, tal como lo comentó Sue al medio Des Moines Register:

“Bajamos a mamá por los escalones traseros y cruzamos el patio, y luego se paró frente a papá, y después pude quitarle el pañuelo. Le dije: ‘¿Estás listo para ver a tu novia?’ “. Posteriormente, Sue comentó que su papá tuvo “la sonrisa más grande del mundo en cuanto la vio”.

Este hermoso momento conmovió a todos los presentes y según mencionó Hilary Michelson fotógrafa y trabajadora del hospicio, la ceremonia fue realmente maravillosa: “Fue muy difícil no llorar detrás del lente cuando pude presenciar la emoción de esta hermosa pareja, y el amor y la compasión que el equipo vertió en la preparación de este evento para ellos”.

 

Vía: Nation

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here