La diversificación de las inversiones generó mayores intereses y permitió aumentar las reservas financieras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo cual su viabilidad financiera está garantizada para los siguientes 12 años, aseguró el director del organismo, Zoé Robledo Aburto.

El funcionario presentó ayer su informe de labores ante la 112 Asamblea General del Seguro Social, la cual estuvo encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Se realizó por primera vez en Palacio Nacional y contó con la presencia de 21 gobernadores.

Ahí, Robledo expuso que sólo por intereses, hasta octubre el instituto ha obtenido 5 mil 282 millones de pesos adicionales a lo presupuestado. Con esto, las reservas financieras aumentaron en 37 mil 535 millones de pesos más respecto del cierre de 2020.

Además, a pesar de la adversidad económica, dijo, el instituto ha tenido una mayor recaudación. En lo que va del año se han obtenido 315 millones de pesos más en relación con el año pasado.

También se registró un superávit de 6 mil 311 millones de pesos respecto de la meta establecida para este año y se consiguieron 3 mil 300 millones de pesos adicionales por actos de fiscalización y cobranza.

Además de la sede de la asamblea, una parte de la cual se realizó en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en la calle Moneda, Centro Histórico, el acto fue inédito en otros aspectos, como la participación de la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

La funcionaria dio un mensaje de bienvenida, ya que la asamblea se realizó en la capital del país, explicó. Fue la primera en reconocer y agradecer la colaboración del Seguro Social en la atención de la pandemia de Covid-19.

Del director, Zoé Robledo, destacó su labor “todo terreno. Siempre encabezó el esfuerzo con humildad y alto sentido de responsabilidad”.

Otro cambio se dio en el orden de los oradores, pues ya como parte de la asamblea intervinieron primero los representantes de los sectores obrero y patronal, quienes también resaltaron las actividades del organismo durante la pandemia y el desempeño de Robledo.

Por los trabajadores, José Luis Carazo propuso que se declare el 19 de enero de 2023 –cuando el instituto cumplirá 80 años– como el Día Nacional del IMSS. Señaló, entre los retos que tiene por delante, el de mejorar la infraestructura y el abasto de medicamentos. También señaló como pendientes resolver el déficit del Seguro de Enfermedades y Maternidad, asegurar la suficiencia financiera para 2050 e incrementar la capacidad de atención de las guarderías.

José Abugaber Andonie, presidente de Concamin, se sumó al reconocimiento por las acciones en la pandemia. Resaltó el compromiso del sector patronal por mejorar los servicios para los derechohabientes y alcanzar un abasto superior a 97 por ciento en las medicinas.

Dijo que los empresarios están listos para seguir haciendo sinergia y, como se dijo en la Cumbre de Líderes de América del Norte, que México tenga una mayor representación en el mercado mundial.

Durante la asamblea, se entregaron reconocimientos, entre ellos a Guillermo Careaga, quien participó en el primer trasplante de corazón en el IMSS, y a Rafael Medrano, por su trabajo en el área de oncología.

Robledo hizo un recuento de las acciones realizadas en la pandemia, a la que calificó como el acontecimiento más difícil y desafiante que ha enfrentado el instituto.

 

Vía: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here