El gobernador Miguel Barbosa calificó como detestable la agresión de un aficionado del Pumas a una mujer, así como el acoso a una reportera, durante la reapertura al público del Estadio Cuauhtémoc.

Así lo dijo en rueda de prensa, dónde condenó como reprobables los actos sucedidos en el Estadio Cuauhtémoc durante el partido Pumas-Puebla, donde dos mujeres fueron violentadas y acosadas, por lo que el mandatario les sugirió a las afectadas presentar denuncia para actuar en contra los responsables.

Dijo que estos actos son deplorables y por ello mostró su indignación, ya que se trató de una expresión de violencia contra una mujer.

En el primer caso quedó documentada la agresión de un sujeto de la porra de Pumas, identificado como pariente del morenista Martí Batres, quien pateó a una mujer de la porra contraria en las gradas.

Más tarde, durante una transmisión en vivo, una reportera de un canal de televisión local pasaba su reporte del partido cuando un aficionado la besó sin su consentimiento y violó los protocolos sanitarios de sana distancia.

 

VÍA: EL POPULAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here