Para muchas personas el invierno es su época preferida del año, sin embargo durante estos meses suelen ocurrir muchos accidentes sobre todo en los países donde el clima es muy extremo. Debido a esta situación, la policía, bomberos, paramédicos y demás personal de rescate suelen estar bien entrenados para actuar en estos momentos de riesgos y brindar ayuda a quienes lo necesiten.

Este fue justamente el caso de un policía estadounidense llamado Jon Smith, quien rescató a una perrita que se había caído en un lago congelado en la ciudad de Lewiston, del estado de Idaho. Lamentablemente, la perrita estaba en serios riesgos de morir por las bajas temperaturas pero gracias a que el policía estaba cerca y se percató que ella se había quedado atrapada en el lago, la historia pudo tener un final feliz.

Según informó el Departamento de Policía de Lewiston en su cuenta oficial de Facebook, el oficial Smith fue al rescate de la perrita y con mucho cuidado logró salvarla. “El oficial Smith llegó al lago Bonds después de que una perra cayera a través del hielo y quedara atrapada en el agua a unos 50 metros de la orilla”, precisaron en la publicación.

Adicionalmente, el Departamento de Policía de Lewiston compartió un video del rescate y en este se puede observar como el oficial sale corriendo lo más rápido que puede y en cuanto llegó a la orilla del lago, pone sus pies sobre el hielo y a pesar de que en ocasiones se tropieza, hizo todo lo posible para correr rápido y salvar a la perrita de que se ahogara.

Una vez que el oficial Smith cruzó la primera parte del lago congelado, llegó hasta una zona con nieve, ahí se quitó una de sus prendas y finalmente cuando estuvo más cerca de la perrita empezó a gatear con mucho cuidado hasta ella. De esta manera, la logró sacar del agujero que se había formado mientras estaba atrapada en el lago y una vez que la llevó hasta la nieve, se observa a la perrita corriendo para llegar a un lugar seguro.

Posteriormente, el Departamento de Policía de Lewiston informó en una nueva publicación que la perrita tiene familia, se llama Kona y el accidente ocurrió luego de que su dueño le perdió la vista por unos instantes mientras ella perseguía a unos gansos pero al quedarse sola en algún momento se quedó atrapada en el lago congelado.

Por fortuna, el oficial Jon Smith estuvo listo para actuar en esas circunstancias y el accidente de Kona pudo tener un final feliz.

 

Vía: Nation

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here