Apesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las clases presenciales iniciarán a finales de agosto “llueve, truene o relampaguee”, en Puebla se estima que la crisis sanitaria más fuerte de la tercera oleada por Covid-19 –con cinco cepas diferentes en el ambiente- podría adelantarse a finales de agosto y principios de septiembre.

El gobernador Miguel Barbosa Huerta fue más allá al afirmar que su gestión se encuentra lista para afrontar la nueva oleada de Covid en apego a los nuevos lineamientos para la valoración del semáforo epidemiológico por parte del gobierno federal que prepondera la reactivación económica, pero las decisiones que se tomen en Puebla serán con base en el comportamiento local de la pandemia.

Y la realidad no lo contradice. Puebla vive un acelerado crecimiento de los contagios de Covid-19, cuyos casos activos incrementaron 700 por ciento en tan sólo 20 días en Puebla.

Aunque no cerrará la economía se reforzarán los lineamientos preventivos para evitar un colapso hospitalario. T

Tan sólo el pasado fin de semana se reportó nueve contagios en promedio cada hora, con una tendencia estable de fallecimientos, pero durante los últimos 10 días el índice de positividad de las pruebas Covid incrementó tres puntos porcentuales y los hospitales reconvertidos comienzan a tener ocupaciones de hasta el 80 por ciento.

Para Miguel Barbosa Huerta las condiciones de la pandemia en su tercera oleada son preocupantes, sin embargo, apostó por la responsabilidad social de los poblanos para generar conciencia y evitar relajar aún más las medidas sanitarias en medio del desbordamiento de la gente en las calles, en donde es difícil mantener los protocolos sanitarios.

La esperanza de contención de la pandemia está volcada en los avances de la vacunación masiva a personas mayores de 18 años de edad en 100 municipios de la entidad, así como las campañas de inoculación en el sector de más de 30 años y rezagados en la región centro del área conurbada a la capital y las que están por comenzar en otras demarcaciones del estado.

En medio de una disminución del rango de edad de las personas que se están contagiando de Covid-19 y que están siendo hospitalizados, el secretario de Salud estatal, José Antonio Martínez García recomendó a los infectados esperar 14 días después de superar la enfermedad para poder vacunarse, por lo que serán inoculados en próximas campañas.

Barbosa Huerta añadió que para reducir la transmisibilidad del virus de manera masiva en Puebla, los sectores comerciales y productivos mantendrán por tiempo indefinido la restricción de aforos del 30 por ciento como máximo, a la par de hacer un llamado al sector juvenil a cuidarse en tanto se terminan de afinar detalles para el regreso a clases presenciales

 

Vía: Contra Réplica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here