Un tribunal colegiado ordenó a una jueza federal admitir a trámite un amparo para que víctimas del colapso en la Línea 12 del Metro tengan acceso a la carpeta de investigación abierta.

Marisol Mayte Tapia, madre del adolescente Brandon Giovanny que murió en la tragedia de mayo pasado, fue quien promovió el amparo al que se le sumaron seis víctimas más.

En agosto la jueza primero de Distrito de Amparo en Materia Penal, Sandra Leticia Roble, desechó la demanda. Ante ello las víctimas presentaron una impugnación.

El caso fue atraído por el Sexto Tribunal Colegiado en Materia Penal cuyos magistrados declararon fundado el recurso de queja dado que la demanda de amparo no tiene el alcance de suspender, paralizar o dar por terminada la indagatoria del Ministerio Público.

Explicaron que los demandantes se duelen por la omisión de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) capitalina al no informarles el plan de investigación ni las carpetas abiertas para esclarecer los hechos.

Añadieron que tampoco se les ha informado sobre los dictámenes, clasificación de lesiones y testimonios, así como de los trabajos periciales hechos por el colapso en la Línea 12 del Metro.

En su demanda las víctimas señalaron que en julio el agente del Ministerio Público, José Manuel Ruiz Macal, les negó el acceso a la carpeta de investigación por existir otras víctimas.

Los magistrados del tribunal colegiado coincidieron en que acceder a la carpeta de investigación está apegado al amparo del derecho a una defensa adecuada y de acceso a la justicia, que son principios constitucionales.

Con información de Milenio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here